Como afinar un violonchelo

Cuando se aprende a tocar cualquier instrumento de cuerda, saber cómo afinarlo correctamente -por sí mismo, sin ayuda- es un primer paso crítico para dominar. Es casi imposible practicar o lograr avances deliberados en la mejora si su instrumento está fuera de tono. Así que tienes que ser capaz de afinarlo sin la ayuda de tu instructor. Y aunque puede ser un poco difícil al principio, para la mayoría de los estudiantes, aprender esta habilidad fundamental es bastante básico cuando se usa un afinador cromático (o digital). Sin embargo, afinar el violonchelo requiere un poco más de delicadeza, y la secuencia que se utiliza es extremadamente importante.
Para afinar correctamente el violonchelo, tendrás que estar familiarizado con las piezas involucradas y con la forma en que todo el instrumento actúa como una unidad. Al igual que los instrumentos de madera similares, el violonchelo es susceptible a los cambios de humedad, temperatura y presión atmosférica. Estas condiciones no sólo pueden dañar gravemente el violonchelo si se ignoran, sino que también afectan a la frecuencia con la que tendrás que afinar las cuerdas. A medida que la madera se expande y se contrae, la tensión de las cuerdas se ve afectada.
Lo básico
El violonchelo tiene cuatro cuerdas que están afinadas en quintas perfectas, similar al violín. Las notas son: Do, Sol, Re y La, en orden ascendente de grosor. El Do bajo del violonchelo corresponde a dos octavas por debajo del Do medio del piano, y muchos estudiantes usan un piano para afinar sus violonchelos.
Las cuatro clavijas de afinación situadas en el pergamino y los cuatro afinadores finos situados en la cola del violonchelo se utilizan para apretar y aflojar las cuerdas correspondientes. Sin embargo, el violonchelo es como muchos instrumentos de cuerda en el sentido de que la tensión de las cuerdas se utiliza para asegurar el puente y la clavija. Por lo tanto, tenga cuidado al liberar la presión.
Al igual que otros instrumentos, las cuerdas del violonchelo se afinan desde la posición abierta. Al principio, querrás confiar únicamente en un afinador digital. Los que se enganchan al clavijero son bastante baratos y muy convenientes de usar. Una vez que hayas desarrollado una buena entonación, utilizar un diapasón y armónicos para mantener tu violonchelo afinado será igual de fácil.
Secuencias de afinación
Básicamente, puedes acercarte a afinar tu violonchelo según la cantidad de cuerdas que necesites afinar. Se pueden hacer pequeños ajustes con los afinadores finos, pero si las cuerdas están realmente fuera de tono, tendrás que usar tanto las clavijas como los afinadores.
Si necesitas afinar más de dos cuerdas, usa la secuencia: Do, Sol, Re, La. Típicamente, las cuerdas necesitarán ser apretadas porque pierden tensión con el tiempo y son muy planas, aunque en raras ocasiones, los cambios de clima requerirán que las aflojes. El método es el siguiente:

  1. Trabajando con la cuerda de Do abierta, apriétala gradualmente para que suba de tono hasta que esté bastante cerca de la nota correcta. Esto se hace primero punteando la cuerda para generar un tono, y luego girando y empujando suavemente la clavija para apretarla, o aflojarla con la acción opuesta, usando la guía de afinación de su afinador digital. Pero, ten cuidado. Las clavijas de afinación tienen forma cónica, así que debes empujarlas suavemente mientras giras para asegurarte de que se mantengan en su lugar. No afines perfectamente la cuerda en este momento, ya que esto creará una presión desigual en el puente, además de que cada cuerda afecta a las demás, por lo que tendrás que ajustar cada cuerda más de una vez de todas formas. Es una buena idea dejarse mucho margen de maniobra.
  2. Realiza la misma acción en las cuerdas restantes, manteniéndote muy por debajo del tono en cada una.
  3. Después de la primera pasada, comprueba la alineación del puente para asegurarte de que la presión que has aplicado no ha causado que se incline. Debería permanecer perfectamente perpendicular a la caja de resonancia del violonchelo.
  4. Repite el proceso, usando ajustes cada vez más pequeños hasta que hayas apretado progresivamente todas las cuerdas, y estén muy cerca del tono.
  5. Ahora que estás a una nota del tono correcto, usa tus afinadores para lograr un tono perfecto. Otra palabra de precaución: Evite tener que apretar su afinador fino hasta el final. Algunos diseños abollarán la caja de resonancia cuando se los apriete al máximo.

Consejos de afinación y No-no$0027s

  • Nunca, nunca quite o todas las cuerdas de su violonchelo al mismo tiempo.
  • Es una buena idea asegurarse de que los afinadores se aflojen antes de comenzar el proceso de afinación.
  • Si usas un afinador de violonchelo, ten en cuenta que los sonidos de punteo no se registrarán hasta que la cuerda esté dentro de una nota.
  • ¡Usen movimientos cautelosos! Apretar demasiado las cuerdas puede resultar en daños a su violonchelo y a su persona, especialmente en la cara y los ojos, así que tenga cuidado.
  • Siempre pídele a tu instructor o a un distribuidor de instrumentos de confianza que te ayude si lo necesitas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable tuafinadordeguitarra.com .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Banahosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.